Loading...

Mensaje de error

Deprecated function: Array and string offset access syntax with curly braces is deprecated in include_once() (line 20 of /var/www/vhosts/fiestacultura.com/httpdocs/historico/includes/file.phar.inc).
  • Editorial: Premiolandia
  • QUIQUE.
  • Entrevista a Pepe Bablé. MANUEL V. VILANOVA
  • Mi FAICP. PAU SEGALÉS
  • 30 años de vida cultural. CARLES CASTILLO
  • Tchyminigagua. Un viaje en sus coproducciones. CÉSAR GRANDE
  • Distopía. LAIA VILANOVA
  • 3 años pateando. SONIA ALEJO
  • Symfeuny. ZÉSAR A. OGARA
  • ¿El hombre hace la identidad?. BIENVE MOYA
  • Castillos humanos (dossier temático).
  • Episodio 2020. JORDI BERTRAN
  • La Muixeranga. Algemesí, 1973. JORDI BERTRAN
  • Las nuevas 'muixerangues' valencianas. JESÚS PERIS LLORCA
  • Castillos humanos. Una perspectiva histórica. MIREIA MARQUÉS
  • 'Castells, torres i pilars' a escala internacional. ELOI MIRALLES
  • Las pirámides de Tchyminigagua. VENUS ALBEIRO SILVA
  • El bestiario de Castellón. RAFEL PÉREZ SORLI
  • Teatroteca. MIREIA MARQUÉS
  • Ficción y verdad. MANUEL V. VILANOVA

Editorial

Premiolandia

Una de las reivindicaciones más asumidas por las artes escénicas españolas era el rechazo más absoluto hacia la convocatoria de premios competitivos. No obstante, con la arrasadora irrupción del neoliberalismo, la competitividad se ha convertido en el objetivo máximo para demostrar la calidad artística. Estamos en una sociedad en la que se ha devaluado la intelectualidad y los críticos que antaño ayudaban a dar a conocer la calidad de las obras escénicas han pasado al olvido. Prácticamente, ninguna compañía acompaña sus currículos con reseñas sobre su trabajo. Leer una reseña es largo, y leer cinco, mucho más largo. Leer Premio de… y de… y de… es mucho más fácil, y cualquier persona siempre puede aducir que han contratado una obra por los premios que había obtenido. ¡Incluso se han creado festivales que sólo programan obras premiadas! Y para más inri, algunas instituciones valoran los proyectos de los artistas en función de los premios obtenidos. ¡Ojo! No confundir los premios con los reconocimientos artísticos en los que no se compite con nadie. Se ha llegado a sacar a concurso la realización de representaciones artísticas concretas y una de las medidas ‘objetivas’ de valoración es el coste a la baja del proyecto. Y en bastantes de estos concursos públicos gana la persona que era la favorita del político de turno. Los condicionantes que se valoran muchas veces no tienen nada que ver con la calidad artística. Hace dos años, una ponente del festival Tercera Setmana de Valencia, reconoció cómo se sintió herida en lo más hondo cuando, al empezar una reunión en la que se otorgaba un premio literario teatral, el responsable del jurado dijo: “Este año debe ganar una mujer, ya que nunca lo ha ganado una”. Se sintió ofendida como autora y como mujer. Ella claro que quiere la igualdad como mujer, pero no quiere ganar “por ser mujer”. “Eso también es una denigración patriarcal contra las mujeres”, adujo. Y como artista es una ofensa absoluta, que se gane un premio por el sexo que ‘debe’ ganar. Y exactamente igual está acaeciendo con la dirección de instituciones artísticas en las que curiosamente gana ‘con una gran transparencia’ el amigo del político. El término transparencia está perdiendo su significado original y convirtiéndose en una autodefensa del político ante cualquier crítica posterior. En España ya empiezan a abundar los festivales de teatro, circo o música, que a cambio de promocionarte, otra palabra mal utilizada, te ofrecen actuar gratis. Al final puedes ganar su premio, escasamente dotado, lo que te facilitará tu promoción. Obviamente, es un caso de explotación laboral total. De indignidad. Y lo peor de todo es que eso lo hacen festivales financiados por instituciones. El retroceso laboral de esa táctica hubiese sido denunciado hace algunos años. Ahora, dicen que esa actividad no es explotación, sino promoción.  La función de los artistas no es seguir el paso que mandan las modas, sino reivindicar los méritos artísticos y denunciar las ‘transparentes’ explotaciones. Cada uno ha de asumir sus propias decisiones. Existe una responsabilidad jurídica por parte de los organizadores evidente. Al igual que la de los políticos. Nos ha tocado vivir en Premiolandia.

 

Entrevista a Pepe Bablé
MANUEL V. VILANOVA

Nos conocimos hace un montón de años. Fue el amigo y maestro Pepe Monleón quien nos invitó a participar en unos encuentros que el Instituto de Teatro del Mediterráneo organizó en Barcelona. Allí conocí a un joven gaditano que era descendiente directo de los viejos titiriteros de La Tía Norica, poseedores de un amplio currículo teatral; y, seguramente, Pepe se enteró de que había una compañía valenciana, Xarxa Teatre, que exportaba las tradiciones pirotécnicas valencianas por toda Europa. No podía imaginarme que acababa de iniciar una larga amistad con una de las personas claves en la difusión futura del arte escénico latinoamericano en el Estado. Pepe ha sido el director del FIT de Cádiz durante 27 años y ha conseguido mantenerlo en un lugar puntero de la escena iberoamericana. Le acaba de llegar la jubilación, pero de buen seguro que un artista como él, no cesará su actividad artística con esta jubilación.                                                                                                                                                                                                                    

 

Mi FAICP
PAU SEGALÉS

Este año asistí por cuarta vez al Festival Artístico Invasión de Cultura Popular (FAICP), en Bosa, Bogotá. Desde el año pasado, soy el encargado de gestionar las compañías internacionales que van al FAICP, ya que soy el director de dos festivales en Mollet del Vallès. En las tres ocasiones anteriores volé hasta Colombia solamente para actuar en el festival, pero esta vez llegué una semana antes para hacer espectáculos con Payasos Sin Fronteras dirigidos a la infancia desplazada por la violencia en la zona del Putumayo, Amazonas, frontera con Ecuador.

 

30 años de vida cultural
CARLES CASTILLO

Nunca pensé que sumaría tanta cultura. Festival, más maratón, más encuentro, más  jornadas, igual a Invasión Cultural. Hace más de 15 años que fui a parar a la Fundación Tchyminigagua por primera vez, firmé un contrato emocional y renovable sin condiciones hasta la fecha. Esto me ha hecho acercarme y conocer más la cultura Colombiana, la gente de Bosa, la fundación etc. Sumando todo esto te das cuenta de que tu mente artística se llena constantemente de más cultura, de entrega, de compromiso con la vida.

 

Tchyminigagua. Un viaje en sus coproduccions
CÉSAR GRANDE

Hoy, en medio de un mundo que nos impone un sin número de barreras, de muros, de aprobados y no aprobados, donde los de arriba cada vez son más fuertes y los de abajo más débiles, donde cada vez las cifras y las políticas nacionales e internacionales nos apartan unos de otros. Es este paradigma en que Tchyminigagua con el apoyo de FAICP Festival Artístico Internacional Invasión de Cultura Popular, ‘Carnaval de la Alegría’ busca transformar desde el formato de coproducciones internacionales con artistas y compañías de gran trayectoria.

     

Distopía
LAIA VILANOVA

“El mundo utópico con el que soñábamos hace unas décadas ha pasado a mejor vida y la previsión futura nos muestra una realidad distópica en la que los seres humanos viviremos sobre continentes de plástico.” Vicent Martí i Xar
Los humanos hemos sido capaces de evolucionar, de crear, de construir, de inventar y de innovar. Somos una especie dotada de inteligencia suficiente como para desarrollar todo lo que nos propongamos. Desgraciadamente estas ansias por conseguir una vida mejor, por crear un mundo utópico, está terminando con la vida en el planet. 

 

3 años pateando
SONIA ALEJO

El 10 de diciembre de 2019 se celebró la asamblea anual de PATEA, Artes de Calle Asociadas, la asociación que aglutina a profesionales que desarrollan su trabajo en el ámbito escénico estatal de las Artes de Calle. La cita tuvo lugar en Artmósfera, un espacio de creación situado a pocos kilómetros de Zaragoza, en una de las puertas de entrada a la comarca de los Monegros, lo que facilitó la afluencia de profesionales aragoneses. Entre la asistencia al evento, contamos con representantes de Cataluña, País Vasco, Comunitat Valenciana, Cantabria, Madrid y Aragón, aunque PATEA también tiene asociadas en casi todas las comunidades autónomas..

 

Symfeuny
ZÉSAR A. OGARA

Cuando el efecto pirotécnico ya no es sólo un escenario, cuando la pulsación del tambor y la cadencia del fuego son latidos por latidos en una alquimia y precisión espectaculares, cuando los actores y los artificios se entremezclan y se enfrentan en una danza de chispas, nace  Symfeuny. Fusión perfecta de ritmo, artificio y movimiento, Symfeuny  es un espectáculo innovador en su diseño e intenciones.

 

¿El nombre hace la identidad?
BIENVE MOYA

Un elemento interesante del carnaval es la cuestión de su nombre. En la actualidad, la hipótesis más aceptada propone que el término derivaría de carne levare, de ‘quitar’, (prohibir), durante estos días antes de la Cuaresma la ‘carne’: quitar o prohibir en el sentido nutricio, ayunar, y en el de abstenerse sexualmente. La hipótesis es muy admisible, aparte de tener a su favor ser la más aceptada entre aquellos que se han dedicado a estudiar la celebración. Pero otra línea de las interpretaciones que se han propuesto como precedente del nombre de la fiesta, es la del ‘Carro de Tespis’, el Carrus Navalis de los cómicos.

 

Castillos Humanos (dossier tematico)
Castillos humanos, episodio 2020
JORDI BERTRAN

Los castillos humanos son una muestra del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad que nacieron de la ‘muixeranga’, danza acrobática que los valencianos ejecutaron en las procesiones del Corpus y de fiestas patronales en Bilbao, Pamplona, Aragón, Madrid, Sevilla, Granada o Tarragona, durante los siglos XVII y XVIII. Muchas poblaciones la imitaron, pero sólo los hombres del Camp de Tarragona y del Penedès, inmersos en una nueva economía del vino y los aguardientes para la exportación, transformaron la embrionaria danza con torres piramidales de hasta cinco pisos, en una nueva expresión cultural de agregación de pilares humanos..

 

La Muixeranga. Algemesí, 1973
JORDI BERTRAN

Hoy la ‘muixeranga’, la danza denominada de valencianos fuera del Reino de Valencia, que levanta construcciones humanas de las que luego nacieron los ‘castellers’ en el Camp de Tarragona y del Penedès, vive un período de crecimiento. Entre 2011 y 2017 Aloma Pons y Kassim Carceller computan el segundo y mayor estallido del movimiento ‘muixeranguer’. Aparecieron dieciséis formaciones y el número total casi se triplicó en esos seis años. En 2019 los grupos valencianos que realizan arquitecturas humanas con el nombre de ‘muixeranga’ o con otros afines como ‘dansants’, ‘negrets’, ‘locos’, ‘mojiganga’ o ‘varetes’ fueron 24.

 

Las nuevas 'muixerangues' valencianas: cultura popular en acto
JESÚS PERIS LLORCA

Como es bien sabido, las ‘muixerangues’ valencianas tradicionales pervivieron en el pueblo de Algemesí (comarca de la Ribera Alta) integradas en las danzas de la procesión de la Mare de Déu de la Salut, la patrona del municipio. Hasta hace poco años era muy extraño verlas fuera del pueblo o fuera de su contexto ritual. Sin duda, su reconocimiento como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en 2011 y antes la fundación en 1997 de la Nova Muixeranga d'Algemesí, contribuyeron a que empezaran a hacerse más habituales sus actuaciones en otros lugares.

 

Castillos humanos. Una perspectiva histórica
MIREIA MARQUÉS

Nuestro amigo y colaborador Jordi Bertran (Tarragona, 1966) es el autor de este libro en el que demuestra de manera incontestable y con datos precisos la tesis de que los ‘castells’ tienen su origen en el ‘ball de valencians’, del que se conservan algunos ejemplos en el País Valenciano, siendo el más conocido el de la Muixeranga de Algemesí.

 

'Castells, torres i pilars' a escala internacional
ELOI MIRALLES

A lo largo de su bicentenaria historia, el ‘fet casteller’ ha vivido toda una serie de episodios en los que sus diversas ‘colles’ han dado a conocer las construcciones humanas más allá de su área tradicional. Este fenómeno ha venido incrementándose con el paso de los años, sobre todo, en los últimos decenios, coincidiendo con la modernización de los estatus de vida, las facilidades de desplazamiento y las disponibilidades económicas tanto de los propios grupos de ‘castellers’ como de las entidades o instituciones que han tenido a bien requerir su concurso.

 

Las pirámides de Tchyminigagua
VENUS ALBEIRO SILVA

Las pirámides han fascinado al hombre desde sus inicios hasta el punto de acuñar el enunciado piramidología, inventado en el siglo XIX para tratar de demostrar que la gran pirámide era un calendario universal colmado de profecías y creencias pseudocientíficas que poseen las pirámides, desde su forma, poderes místicos y sobrenaturales. Las pirámides han tenido la función de contener la esencia cultural por toda la eternidad, hasta transfigurarlo en estrella, de tumba, de conexión con otras pirámides antiguas desde Perú hasta la China, desde México hasta Egipto.

 

El bestiario de Castellón
RAFEL PÉREZ SORLI

La asociación cultural Botafocs inició sus actividades a principios de 1990. Hasta  1998 el baile de demonios fue su eje central, principalmente en la ciudad de Castelló de la Plana. Las festividades de San Antonio, Carnaval, La Magdalena, San Juan, etc. fueron el contexto inicial de sus actos. Poco a poco contactan con más entidades y adquirieren una mayor experiencia en la gestión. Por todo ello, se plantea crear nuevos elementos de bestiario, que ya conocían en otras entidades.

 

Teatroteca
MIREIA MARQUÉS

Inventari. La música folk als Països Catalns, del franquisme al Tradicionarios, de Ferran Riera Vives (Pagès Edicions); Teatro y filosofía en los inicios del siglo XXI, de José Romera Castillo (Ed. Verbum); Bruno Lomas, tú me añorarás, de Vicente Faubel (Ed. Milenio), Marta Schinca, precursora del teatro del movimiento (Vol. 2), de Helena Ferrari (Manuales RESAD Fundamentos); Els titelles al País Valencià, de Jaume Lloret i Esquerdo (Publicacions Universitat d'Alacant).

 

Ficción y verdad
MANUEL V. VILANOVA

Las obras que pone en escena el Teatro de la Resistencia se caracterizan por una impecable puesta en escena, un texto siempre muy original, aunque se trate de la reposición de autores clásicos, una lectura directa sobre la realidad más inmediata y un compromiso humanista con la temática. En #Grad (Ciudad), la última producción que acaban de estrenar, la compañía se adentra en lo más íntimo de sus componentes: su propia vida. De hecho, Ana dice durante la representación que esta obra es un teatro autobiográfico.